Solución Citología Problema 32

Citología problema 32

Abundante celularidad.

Citología problema 32

Incremento de macrófagos con citoplasma espumoso. Algunos muestran material fagocitado.

Citología problema 32

Macrófago (izquierda) con precursores eritrocíticos fagocitados en el citoplasma.

Citología problema 32

Macrófago con eritrocitos anucleados y fragmentos de eritrocitos fagocitados en el citoplasma.

Diagnóstico: Síndrome Hemofagocítico

Comentario: El síndrome hemofagocítico es un trastorno proliferativo más en la ya larga lista de lesiones proliferativas histiocíticas. Cursa con citopenias (por incremento en la fagocitosis y depresión de la hematopoyesis) y puede ser idopático o estar asociado a trastornos inmunológicos, reacciones autoinmunes, infecciones, neoplasias y mielodisplasias. Junto con trastornos del hemograma, los animales afectados muestran fiebre, esplecnomegalia y otras alteraciones serológicas. La citología de médula ósea revela un incremento de macrófagos sin rasgos de atipia, con citoplasma espumoso sinónimo de actividad y una marcada fagocitosis de eritrocitos, sus precursores u otras células nucleadas.

La citopenia (secuestro de granulocitos, consumo de plaquetas, fragmentación de eritrocitos,…) es una condición propia de estos trastornos por lo que el síndrome puede pasar desapercibido. Sucede lo mismo con la hiperferritinemia. El principal diagnóstico diferencial son los distintos procesos proliferativos histiocíticos (ver Procesos histiocíticos). En humanos se asocia a un trastorno genético (linfohistiocitosis hemofagocítica primaria) por mutación de la perforina y consiguiente pérdida del control de la inmunidad celular, o a un exceso de liberación de citoquinas proinflamatorias (síndrome de activación macrofágica). En definitva, se trata de una estimulación y proliferación excesiva de macrófagos no neoplásicos que fagocitan de forma indiscriminada. En animales (perros, gatos, bovinos y primates) es importante reconocer que se trata en la mayoría de casos de un cambio reactivo, secundario a otro proceso, y para el cual incluso la inmunosupresión puede ser contraproducente sino se detecta la causa primaria.

Bibliografía:

Hemophagocytic syndrome in dogs: 24 cases (1996–2005). J Am Vet Med Assoc. 2007;230(5):697–701.

Bone marrow cytological findings in 4 dogs and a cat with hemophagocytic syndrome. J Vet Intern Med. 1996;10(1):7–14.

Hemophagocytic syndrome in a pancytopenic simian retrovirus-infected male rhesus macaque. Vet Pathol 48(6):1138-1143