Dermatología Caso 18 Informe Histopatológico

Indi 1 Indi 2 Indi 3

Lesiones microscópicas

En las muestras deribadas de las lesiones cutáneas desarrolladas por el animal se observan extensas áreas de hiperqueratosis ortoqueratótica mezclada con gran cantidad de detritus y algunas formas acantolíticas degeneradas. Estos cambios se combinan con focos de erosión, vesiculación y espongiosis de la epidermis, alteraciones que a su vez se asocian a una intensa exocitosis de carácter mononuclear a mixto que posteriormente se relaciona con un infiltrado inflamatorio liquenoide muy severo, compuesto predominantemente por células linfoplasmacíticas y algunos macrófagos. En áreas más profundas a estas zonas se observan focos de inflamación de carácter granulomatoso, la mayoría de los cuales rodean una vacuola central sin contenido apareciendo externamente formados por células granulocíticas, elementos epitelioides y formas linfoplasmacíticas por este orden. Algunas de las zonas de exocitosis llegan a favorecer la formación de pústulas intragranulares conteniendo formas acantolíticas, a la vez que también se observan signos de acantolisis activa en la periferia.

Las muestras deribadas de las lesiones nodulares presentan focos de inflamación de carácter granulomatoso compuestos también por formas retículoendoteliales y elementos granulocíticos que se ordenan alrededor de abundantes vacuolas lipídicas. En ninguna de estas áreas se observa la presencia de formas infecciosas.

Diagnóstico Histopatológico

Intensa dermatitis liquenoide con pustulación intragranular, acantolisis y erosión. Múltiples focos de paniculitis granulomatosa.

Comentario

La imagen que se observa en el examen de las lesiones desarrolladas por el animal presenta alteraciones cutáneas de carácter costroso así como el desarrollo de una inflamación liquenoide muy severa. Es un infiltrado que progresa acompañado de cambios acantolíticos, compatibles con la sospecha clínica de una reacción de carácter penfigoide. Aún así, el infiltrado que afecta la unión dermoepidérmica exhibe una intensidad muy marcada, alteración que también puede ser característica para el desarrollo de una reacción lupoide. En cualquier caso, el patrón de distribución del infiltrado inflamatorio y la ausencia de signos de infección, son altamente indicativos para una reacción de base autoinmune.

Junto con estos cambios, se observan lesiones inflamatorias y granulomatosas que afectan al panículo adiposo subcutáneo. Es una imagen de severa paniculitis granulomatosa en parte nodular, reacción que histológicamente no aparece asociada a la presencia de formas infecciosas aunque sería necesaria la realización de cultivos microbiológicos para confirmar de forma definitiva el aparente carácter estéril de este trastorno.

Aunque existen en la literatura descripciones puntuales sobre casos concomitantes de paniculitis y reacciones autoinmunitarias, la proximidad anatómica que exhiben los dos procesos en este caso, observándose focos de reacción granulomatosa adyacente a áreas de inflamación liquenoide, sugiere que las dos alteraciones descritas en este animal se corresponden a un mismo proceso lesional.